La habían echado por ejercer actividad sindical, pero la Justicia laboral dictaminó que debía regresar a su puesto de trabajo.

La jueza Lilian Villar ordenó que una trabajadora de la Panadería Mitre sea inmediatamente reinstalada en su puesto, luego que los dueños del local “decidieran echarla por el simple hecho de pertenecer a la comisión directiva del Sindicato de Panadero en una clara actitud de persecución por actividad sindical”, contó Darío Martinelli.

El secretario general del Sindicato de Panaderos relató que luego de fracasar las gestiones administrativas recurrió a la Justicia. “El Juzgado Laboral que preside Villar dictaminó que la trabajadora tenía todo el derecho de continuar con su puesto de trabajo, además de cobrar los sueldos que no le habían pagado”.

“Es una lástima que hayamos tenido que llegar a esta situación, pero fue necesario porque la patronal no entendió que hay derecho que se deben respectar, como por ejemplo la libertad de ejercer actividad gremial. Esta trabajadora por simplemente pertenecer a sindicato fue dejada sin su fuente laboral, eso es algo que no lo podemos permitir”, señaló Martinelli.

“Lo que ahora está pasando es que, aún con la orden judicial, los dueños de la panadería ponen trabas para cumplir, le dan nada más que cuatro horas cuando por convenio debe estar siete horas y tiene que cobrar por siete horas. Además, su labor es ayudante de panadero”, advirtió.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.