La medida busca sostener el servicio y evitar el colapso provocado por la quita de subsidios nacionales y los fondos compensatorios que no llegan. La Municipalidad debatió la situación con la empresa y los trabajadores.

El jueves pasado, funcionarios de Gobierno y Transporte se reunieron con representantes de la empresa Sol Bus para analizar el futuro del servicio a partir de abril.

En diciembre pasado, la Municipalidad aprobó la aplicación de una serie de medidas en el marco de un plan de emergencia que comenzó a regir el 1° de enero y cuyo plazo vence este lunes 1° de marzo.

Además de la implementación del Boleto Familiar Social, cambios de recorridos y horarios de colectivos, se decidió crear un “fondo compensador” por el cual la Municipalidad “afronta los gastos” generados por la quita de subsidios.

Durante estos tres meses de emergencia, la situación no cambios. La gestión del intendente Mario Raúl Merlo continuó con las gestiones ante la Provincia para obtener fondos que, según asegura, le corresponden a Villa Mercedes.

El viernes los funcionarios se reunieron con representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). El secretario de Gobierno, Emanuel Estrada, indicó en el encuentro analizaron la marcha de las medidas de la emergencia y la posibilidad de continuar con el sostenimiento del servicio por parte del Municipio.

Estrada señaló que, mientras tanto, continuarán con las gestiones con el Gobierno Provincial y el Nacional “a los fines de encontrar el financiamiento adecuado para el sostenimiento del servicio de transporte. En la actualidad solo el municipio es que sostiene el servicio en su totalidad”.

“Nuestro objetivo es encontrar soluciones a través del dialogo, y creemos que vamos a llegar a un buen puerto por las buenas intenciones que existen entre todas las partes intervinientes”, expresó.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.