“Es un procedimiento que se hace para evitar gastos de mantenimiento y lograr ingresos”, sostuvo el concejal Oscar Montero. Son 58 bienes que la Intendencia subastará.

Montero explicó en qué consiste y cuáles son los propósitos del procedimiento de subasta pública de 58 bienes, entre equipos de informática y vehículos, que rematará la Municipalidad.

“Cada cierta cantidad de años, el Departamento Ejecutivo hace la recolección de material en desuso para proceder a su subasta pública, la que debe ser autorizada por ordenanza”, comentó.

Esa ordenanza fue aprobada en la sesión del martes pasado. El integrante del bloque Frente Unidad Justicialista explicó que, previamente, se hicieron los trámites internos “donde las distintas áreas informaron los materiales que tenían para el destino de subasta, totalizando 58 lotes, desde equipos de informática, cabinas de automotores y autos hasta camionetas y camiones, tanto de la Municipalidad como de Obras Sanitarias”.

“La Municipalidad hizo el pedido al Concejo, en base a lo establecido por el artículo 13 de la Carta Orgánica y envió el expediente para la autorización, junto con el informe anexo donde se detallan los bienes que están en condiciones de ser subastados”, aclaró.

Se trata de bienes “que han prestado servicio a la comunidad en las distintas áreas, pero que ahora, por su estado de obsolescencia, es necesario desalojarlos para desocupar lugares, evitar gastos de mantenimiento y lograr ingresos”.

“Lo que hace el Concejo es autorizar el remate público, mediante una figura establecida por una ordenanza. Se dispone también la invitación al Colegio de Martilleros de San Luis para la designación de los responsables de la subasta”, detalló.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.