Luego de suspensiones y de fracasar las negociaciones entre las partes, la firma comunicó la decisión. Cerrará y dejará a sus 24 empleados sin su fuente laboral.

La fábrica había cerrado su acceso el lunes y no dejó ingresar más al personal. Relaciones Laborales, convocó a las partes para buscar una solución.

En las primeras horas de la mañana y hasta el mediodía, los obreros permanecieron en el acceso a la fábrica, en Ruta 7 km 702, porque fueron a trabajar como lo hacían habitualmente, pero se encontraron con el portón cerrado con candado.

La planta venía con una notoria baja en su producción, aunque los trabajadores no habían sido notificados de ninguna medida, ni suspensiones, ni despidos, ni muchos menos el cierre de la fábrica. Por eso, la “sorpresa” cuando se presentaron para cumplir con su jornada laboral.

Los 24 los trabajadores venían desempeñándose en una de las plantas pertenecientes a la firma Acoplados Salto, dedicada a la fabricación de acoplados y semirremolques, desde la chapa hasta el producto finalizado.

Durante esta semana, las partes intentaron una solución al conflicto en reuniones que se desarrollaron en Relaciones Laborales, pero la fábrica esgrimió que la baja en la producción por la falta de ventas hacía inviable el mantenimiento de la planta, y que la decisión de despedir a los trabajadores estaba tomada.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.