En ciudades de San Luis existen ordenanzas en abierta contradicción con derechos establecidos por leyes nacionales. En San Francisco del Monte de Oro rige la prohibición de la publicidad y distribución de la “pastilla del día después”, entre otras insólitas restricciones.

A partir del avance en el Congreso de la ley de despenalización del aborto, quedan expuestas otras contradicciones en ordenanzas “pro vida” de Villa Mercedes y San Luis.

El debate en Diputados y Senadores nacionales por la ley que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación con el sólo consentimiento de la mujer, obligaría a los legisladores de cada provincia y municipio al análisis profundo de las normativas que entrarían en abierto conflicto con los nuevos derechos.

Pero los debates también generaron una revisión de las contradicciones con leyes nacional ya existentes en algunos municipios. Por ejemplo, en la localidad de San Francisco del Monte de Oro hace cuatro años se aprobó una ordenanza para declarara a esa ciudad “pro vida” y, además, establecer algunas prohibiciones que contradicen la Ley Nacional de Salud Reproductiva.

Darío Romero, de UCR Diversidad, se dedicó a analizar de manera específica estas situaciones: “La ordenanza de San Francisco ya tiene cuatro años de vigencia. Declara al Municipio ‘ciudad pro vida’, y especifica prohibiciones, como por ejemplo el expendio del medicamento, conocido como la pastilla del día después, que está incluido en la Ley Nacional, que obliga a su distribución gratuita tanto en sectores públicos como privados”.

“Esto quiere decir que en el ejido municipal de San Francisco hace cuatro años que se viola la Ley Nacional de Salud y Sexualidad Reproductiva y los derechos que tiene la mujer de acceder a esa pastilla para evitar embarazos no deseados”, aclaró.

La misma ordenanza, sancionada en el año 2014, autoriza la creación, en un sector del cementerio municipal, de un lugar destinado para los fetos o productos de abortos, denominado “Los Angelitos”.

“Esta situación me llega a través de un grupo de vecinos que me comentaron lo que está pasando. Por eso, nos dedicamos a analizar el tema. En principio, dicha normativa es claramente violatoria de los derechos de las mujeres de acceder a los anticonceptivos o la práctica del aborto no punible, y al mismo tiempo perjudica la libre elección sobre la salud sexual y reproductiva”, comentó Romero.

“Es ilegal y correspondería hacer una denuncia o bien que el mismo Concejo derogue estas normativas”, añadió.

Dijo que lo mismo pasa en otras ciudades, como Villa Mercedes y San Luis, “donde por disposición de concejales se declararon “pro vida”, cuando los legisladores o el Estado no pueden, por creencias u opiniones personales, tomar una decisión que no necesariamente la comparte toda la comunidad”.

¿Qué pasa en Villa Mercedes?

En diciembre del año 2012, en medio de una fuerte polémica -y una semana después de una “visita” del obispo Pedro Martínez- el concejo deliberante, por mayoría, aprobó declarar a Villa Mercedes “ciudad pro vida”.

La propuesta fue presentada por un grupo de concejales católicos como la opción “vida o muerte”. Y tuvo rechazos y apoyos tanto en la oposición como en el oficialismo, pero resultó finalmente probado por mayoría, tras un largo debate que se limitó casi exclusivamente en el tema del aborto no punible.

En la sesión de fines de 2012, con una tribuna de alumnos y docentes de escuelas religiosas, como también integrantes las asociaciones Mercedes Vida y Familia, Acción por la Vida, María de la Paz y San Francisco de Asis, y pastores evangélicos, la ordenanza fue finalmente aprobada.

Quienes se opusieron, entre otros los concejales Hugo Yánez, Omar Juarez, Miguel Bonino y Karim Leme, cuestionaron a los autores del proyecto que el tema no fue debatido en plenario con todos los concejales.

Los concejales que votaron a favor del proyecto fueron: Carolina Sosa, Héctor Toranzo, Edgardo Ferro, Emma del Castelo, Pablo Pérez (PJ), Mario Morales (Mocomer) y Titi Otazú (Coalición Cívica); en tanto se abstuvieron: Hugo Yánez (Frente para la Victoria), Omar Juárez (PJ), Miguel Bonino, Karim Lemme y Jorge Olagaray (UCR).

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.