Tras 4 horas de paro, los choferes de Sol Bus consiguieron que la empresa deposite los sueldos adeudados de febrero. “Se levantó la medida, pero seguimos preocupados por el futuro del servicio y de las fuentes laborales”.

“Hasta fin de mes el transporte funcionará normalmente, pero nada asegura cómo continuará”, advirtió el delegado gremial de la UTA en Sol Bus, Mariano Coppolino, luego de una jornada de duras negociaciones y de un paro que comenzó a las 12.30 y culminó a las 16.30 aproximadamente.

Dijo que el futuro es incierto y nadie puede asegurar lo que ocurra a partir del 31 de marzo, porque la misma empresa amenazó con despidos. “Ya nos dijeron que a partir de abril quedarían 15 choferes afuera. Y esto nos preocupa porque se trata de fuentes laborales que se van a perder”.

“Además, nada nos garantiza que después de la etapa de emergencia, que termina el 31 de marzo, la empresa vuelva con los problemas para pagar los sueldos”, añadió.

Coppolino reveló que desde que Bol Bus se hizo cargo del servicio de transporte urbano en Villa Mercedes “han sido permanentes los incumplimientos de los derechos laborales, no solamente en lo que hace a los salarios, sino también a los horarios de trabajo y la entrega de indumentaria, entre otras cosas”.

En ese marco, sostuvo que marzo “será un mes duro” y de permanentes negociaciones. “Hemos pedido audiencia con el intendente y con la comisión de emergencia del transporte parar plantear toda esta situación”, comentó.

 

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.