El vehículo logró ser interceptado luego de una persecución. El conductor y el acompañante fueron detenidos. En medio del operativo intentaron sobornar a los policías.

El lunes a las 2 de la madrugada, efectivos del Comando Radioeléctrico que se encontraban realizando recorridos preventivos por calle Chacabuco y avenida 25 de Mayo, observaron a un Peugeot 207 con dos ocupantes, desplazándose con exceso de velocidad y pasando un semáforo en rojo.

Tras la maniobra ilegal, comenzó una persecución por avenida 25 de Mayo. Haciéndose escuchar mediante megáfono, los efectivos ordenaron detenerse al conductor, quien no hizo caso, por lo cual comenzó la persecución.

Los policías alcanzaron el vehículo en calle Pueyrredón, entre 3 de Febrero y Sucre, donde pudieron interceptarlo cruzando el móvil para que no pudieran continuar la marcha.

“El conductor descendió del auto y se tornó muy agresivo hacia los uniformados, quienes detectaron que se encontraba en estado de ebriedad, por lo que solicitaron al operador de turno la presencia de personal de U.C.I.M. y de la Comisaría 9º”, informó el área de Prensa de la Policía.

Minutos después llegó un amigo de los infractores, quien contribuyó con la identificación de los ocupantes del vehículo. El conductor, de 35 años es oriundo de Rufino (Santa Fe), y su acompañante, de 23 años, reside en Justo Daract.

Posteriormente personal de la U.C.I.M. realizó el test de alcoholemia al chofer, arrojando resultado positivo, por lo que los policías procedieron al secuestro del auto y el traslado hacia el nosocomio local de los ocupantes, quienes minutos después fueron trasladados y alejados en celdas disciplinarias de la Comisaría 9º.

Los uniformados dejaron asentado en el acta que quisieron sobornarlos para que no secuestraran el rodado.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.