En cada puntada que dan va implícito el deseo de que la pandemia pase rápido y que no afecte a ninguno de las y los villamercedinos. Por eso, movilizadas por la solidaridad y las ganas de cuidar a la comunidad local, un grupo de decenas de voluntarias elaboran batines y barbijos que serán donados al personal de salud y a las y los trabajadores municipales y, policías.

“Me comentó la señora Estela Del Bosco, del Grupo 8C del cual soy socia, y me gustó la iniciativa. Siempre colaboré con Caritas y las parroquias y por eso me sumé, incluso le conté a mi nuera, Erica Gurmende, y estamos las dos trabajando”, contó Olga Gurruchaga, que tiene 69 años.

La vecina de las 650 Viviendas ya realizó 24 batines y con la tela que sobró hizo otros 24 barbijos con tiras. “Los he hecho con amor”, aseguró Olga.

También Patricia Sosa quiso ser parte de la propuesta apenas se enteró. “Busqué modelos en tutoriales y mi hermana, que trabaja en salud, me prestó unos batines para tomarle las medidas. Si uno puede dar una mano con lo que hace, es un granito de arena que hace mucho. En estos momentos hay que colaborar con lo que se puede porque son difíciles. Siempre hay alguien que necesita algo más y acá estamos. Hay que buscarle una mirada positiva y entre todos vamos a salir,hay que dejar de lado el egoísmo”, reflexionó.

En total, lleva 20 batas y 100 barbijos listos para usar.

Otra de las voluntarias es Mariela Curcho, que dedica sus mañanas, de 7 a 13, a la confección solidaria. En la sastrería del edificio municipal arma los barbijos que luego utiliza el personal de diferentes áreas.

“Siempre me gustó ayudar, y como no estoy trabajando, me comentaron que necesitaban una mano, y ya hace dos semanas que lo hago. Son cerca de 200 los que hago por mañana porque aprovecho a cortar las tiras en mi casa y me ahorro una hora y media. Es probable que haya pasado los 2.000”, contó.

Son muchas las voluntarias que colaboran día a día desinteresadamente. El personal de la Comuna acerca los materiales, producto de diversas donaciones, y cada una de ellas pone magia en sus manos para cuidar a las y los trabajadores que salen a la calle.

Fuente: Prensa Municipalidad Villa Mercedes.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.