Recién se termina, pero debió inaugurarse en 2014. Nunca se aclaró qué pasó con los millones perdidos de una obra que comenzó a construirse hace 5 años y estuvo casi 3 abandonada.

El gobierno de San Luis anunció recientemente que la obra de la Jefatura Central de Policía de la Unidad Regional 2 ya está lista para inaugurarse. Es una construcción imponente que se hizo en un terreno de Lavalle extremo sur, frente al edificio del Poder Judicial, en un costado del parque Costanera Río Quinto.

El anuncio de la culminación de la construcción fue, consecuentemente, bien recibido por la comunidad villamercedina y, en particular, por los miembros de la fuerza policial. Resta esperar que el gobierno ponga la fecha de inauguración de la obra, que se hizo con un monto de más de 41 millones de pesos.

Sin embargo, la construcción tiene una sinuosa historia aún no aclarada por la anterior gestión, la de Claudio Poggi (2011-105), cuando se hizo el proyecto, se llamó a licitación, comenzaron los trabajos y se anunció dos veces su inauguración.

El 9 de diciembre de 2013, Poggi firmó el decreto para adjudicar la obra a la empresa Drago por un monto de $17.881.057,36. Los trabajos comenzaron ese mismo mes, pero ya a mediados de 2014 se pararon por una protesta de los obreros ante la falta de pago.

El edificio debió inaugurarse en diciembre de 2014, pero a esa fecha la obra solamente presentaba 30 % de ejecución.

Tres años después la obra seguía abandonada, cuando apreció otro cartel que indicaba que se había contratado a obra empresa: Rados Construcciones SRL por un monto de $ 33.306.097 y cuya fecha de finalización era el 22/11/17

Finalmente, el miércoles 8 de agosto pasado, en la página oficial del gobierno, se informó que funcionarios e Obras Públicas e Infraestructura recorrieron la construcción y anunciaron que la obra, que representó una inversión superior a los $ 41 millones, estaba concluida.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.