(Nota de San Luis 24). La planta industrial de la fábrica CIDAL en San Luis, que fabrica globos, preservativos y otros productos de látex, cerraría sus puertas y dejaría en la calle a cerca de 80 trabajadores. No sólo los despediría sino que, al declararse en quiebra, ni siquiera pagaría las indemnizaciones.

Así lo contó Daiana Rangol, una ex empleada que dejó de trabajar hace algunas semanas, aunque mantiene contacto permanente con sus ex compañeros. “El lunes informaron que la fábrica se está yendo a la quiebra, porque no tiene inyección de capital por parte del dueño que está hace 4 años”, detalló.

Desde hace tiempo, la empresa tenía problemas para pagar los sueldos en tiempo y forma, aunque siempre cumplía. En los últimos meses, el pago de salarios se normalizó, pero dejaron de comprar insumos para producir.

Así y todo, la fábrica funcionó con normalidad hasta la semana pasada. Pero en los últimos días, las máquinas fueron embaladas, para disponerlas a un potencial traslado. Esa situación alertó a los trabajadores.

“El horario lo siguen cumpliendo (los trabajadores), pero esta semana no hay insumos para trabajar: no hay látex, no hay producción de globos, no hay para imprimir, no hay material”, describió Rangol.

En San Luis, la planta de CIDAL (ubicada en el parque industrial norte) produce e imprime globos y envasa preservativos.

Los trabajadores, mientras se resuelve el futuro de la empresa, “custodian” las máquinas para evitar que la empresa las retire del lugar.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.