Los choferes anunciaron un paro por los reiterados incumplimientos de la empresa de sus obligaciones salariales y laborales. Harán un paro este miércoles 10 de julio.

La firma Sol Bus, del grupo María del Rosario SRL, fue duramente cuestionada por los trabajadores y el Sindicato de la UTA, como también por la misma Municipalidad, ante los reiterados incumplimientos y las “provocaciones” que, otra vez, ponen al servicio al borde la crisis.

En una reunión que mantuvieron las partes el viernes pasado en Relaciones Laborales, la UTA acusó a la empresa de no cumplir con la acreditación como corresponde del sueldo de junio de los trabajadores, como también de la 1° cuota del aguinaldo.

El abogado Juan Casañas, representante legal del Sindicato, reveló que la empresa no cumplió con el pago de los dos meses adeudados en el rubro boletera, como tampoco con las horas “ilegalmente descontadas correspondientes a abril de 2018 y las diferencias de haberes del año pasado”.

A esos reclamos se agregan las deudas por: aportes y contribuciones de seguridad social y sindicales, pese a los descuentos que la empresa hizo a los trabajadores; los haberes correspondientes al día 1° de mayo del corriente año, que fueron “descontados de manera ilegal, atento que se trataba de un día de feriado nacional”; y tres entregas de la ropa al personal.

Por otra parte, el sindicato ratificó que la asamblea realizada el 3 de julio pasado se hizo en el marco de los derechos sindicales “reconocidos por la Constitución Nacional de manera directa y con la incorporación de tratados internacionales con rango constitucional como son los convenios de la OIT entre otros”.

La UTA acusó a la firma de “irresponsabilidad” y de provocar una medida de fuerza “a sabiendas que dejará sin servicios de transporte a la ciudad”, al tiempo que mencionó que la Municipalidad le aporta un subsidio a la empresa que ahora alcanza los 7 millones mensuales.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.