Ya no rigen más las distancias mínimas para comercios del mismo rubro. El oficialismo y parte de la oposición derogaron artículos de dos ordenanzas tras un tenso debate.

Este martes, en la sesión ordinaria, el Concejo extirpó artículos de dos ordenanzas, la N° 617/13 y la N° 687/16. La primera establecía una “zonificación” para las entidades bancarias, prohibiéndoles instalarse en el microcentro. La segunda, restringía la habilitación de comercios cerca de otros del mismo rubro.

La derogación de la ordenanza referida a los bancos fue aprobada por unanimidad, pero la relacionada con la habilitación de comercios contó con los votos de los cinco miembros del bloque Frente Unidad Justicialista, los tres de Mercedinos por el Cambio y dos de Cambiemos (Ivana Ricca y Andrés Forgione). En tanto, Carlos Andreotti y German Aime, integrantes de esta última bancada, no estuvieron de acuerdo.

“Cuando aprobamos restringir la habilitación de comercios fue con la intención de defender al mercado local. Pero estas normativas no dieron el resultado deseado, al contrario. Algunos comerciantes que justamente impulsaron la ordenanza luego no la cumplieron, otros no se pudieron instalar en sectores donde ya había comenzado el trámite un supermercado chino. Además, está el tema del amparo presentado por una empresa y la resolución de la Justicia a favor del demandante”, explicó el concejal Oscar Montero (Frente Unidad Justicialista).

“Lo mismo pasó con los bancos. Es decir, son ordenanzas inaplicables y que no han cumplido con el propósito por el cual fueron creadas y sancionadas”, agregó.

Carlos Andreotti, cuestionó la postura del oficialismo y, por ende, de los dos miembros de su bancada (Ricca y Forgione, quienes aprobaron las derogaciones “en defensa de la eliminación de barreras para la actividad comercial”). “En este año y medio de vigencia de la ordenanza 786 solamente una empresa (Plaza Motos) presentó un amparo. No me parece que sea suficiente para justificar una derogación de una ordenanza que fue creada para proteger el comercio local”.

“Por otra parte, si se considera que es de difícil aplicación, ese no es problema del Legislativo, sino de los organismos de control y ejecución”, añadió.

En el debate intervinieron casi todos los concejales. Algunos con discursos “recargados”, como el integrante de Cambiemos, Germán Aime: “El problema es que tenemos funcionarios inoperantes…dejen de estar en campaña y pónganse a trabajar…déjense de joder…”.

Quien le respondió fue la concejal Teresa Copolino, con uno de sus característicos mensajes, encendidos y plenos de pasión peronista: “En vez de tratarnos a nosotros como inútiles, se tendrían que fijar en ellos que bastante inútiles son…y tratar de resolver el desastre que están haciendo… dejémonos de joder, de faltas de respeto, que no vengan a insultarnos y si estamos en campañas es nuestro derecho…”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.