A pesar de estar prohibido y de representar una multa, “hay vecinos y vecinas irresponsables que arrojan desechos en la vía pública”, advirtieron funcionarios de la Subsecretaría de Servicios Públicos.

Todos los días, el personal del área realiza tareas de limpieza, erradicación y levantamiento de montículos de basura, restos de poda, escombros y todo tipo de desechos que arrojan anónimos infractores en distintos baldíos, calles o espacios verdes de la ciudad; a partir de los que se generan focos infecciosos que atentan contra la salud.

Daniel Desotti, responsable de la Subsecretaría, recordó que éstas acciones están prohibidas en el Código Municipal de Faltas en el artículo 128 que refiere a la “ocupación indebida del espacio público”; en el artículo 124  de “alterar la vía pública”, y en el 94 que determina que solo pueden “arrojar material inerte y son penadas con multas”.

El personal de la Secretaría se ocupa de lo que genera el pavimento y hasta las hojas de las veredas. Los residuos internos no pueden arrojarse a las calles ya que los escombros, ramas, hojas y el material de origen vegetal es responsabilidad del vecino que debe depositarlo en la Escombrera Municipal o en alguno de los cuatro Puntos Verdes. Además, la concientización apunta a cuidar la ciudad con el cumplimiento de las normas.

En tal sentido, diariamente el área de Control Urbano del Municipio realiza controles y actas de infracción a los responsables de estas acciones.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.