La repercusión de la nota que difundió este jueves San Luis Noticia fue inmediata. El histórico dirigente radical, Walter Ceballos, expresó públicamente su preocupación por la situación de la UNViMe.

La difusión de una nota que el ex secretario general de la Universidad Nacional de Villa Mercedes, Daniel Ardissone, dirigió al rector David Rivarola, disparó un sinnúmero de comentarios, la mayoría expresando su descontento con el accionar de la máxima autoridad de la institución hacia el docente investigador y uno de los más reconocidos profesionales del medio.

“Qué pasa en la UNViMe? Conozco a Daniel Ardissone desde 1980, excelente docente e investigador, buen radical y comprometido reformista, obsesionado y a veces obsesivo con su trabajo”, publicó Ceballos en su twitter.

El dirigente radical, acaso la máxima figura del centenario partido a nivel provincial, aludió a la nota de este medio, difundida bajo el título “Dura advertencia de ex funcionario de la UNViMe al rector Rivarola” (http://sanluisnoticia.com.ar/web/dura-advertencia-de-ex-funcionario-de-la-unvime-al-rector-rivarola/)

Ardissone le pidió a Rivarola que se abstenga de hacer “comentarios negativos y falaces” hacia su persona, haciendo “reserva legal de actuar en consecuencia”.

El ex funcionario, quien debió renunciar por presiones del propio rector -se dice que lo sacó de competencia en su pretensión de ser elegido para el cargo), se enteró que aquél comenzó a verter comentarios injuriosos hacia su gestión, por lo que resolvió presentar dicha carta.

“Me dirijo a Ud. a los efectos de solicitarle tenga a bien abstenerse de mencionarme en cualquier comentario público”, le dice al comienzo. Tras lo cual agrega: “Como justamente son de público conocimiento sus comentarios absolutamente negativos y falaces respecto de mi tanto a nivel personal como profesional como funcionario de esta universidad, es que le solicito encarecidamente que deje de hacerlos en cualquier plano”.

Señala en otro tramo de su nota que aguarda una respuesta “acorde a la situación que ha llevado a esta presentación” y hace “reserva legal de actuar en consecuencia como también de hacer pública esta solicitud por los medios que crea conveniente”.

La situación, que pone otra vez a la universidad en el ojo de la tormenta, se suma a otras polémicas medidas que tomó Rivarola en los últimos meses. Una de ellas fue la creación de una corriente esudiantil “oficialista”, llamada Nuevo Espacio, a la cual le otorga todo su apoyo económico e institucional, para contrarrestar las acciones de otras agrupaciones de alumnos.

Se sabe también que no goza de confianza entre los docentes ya que tuvo la intención de invalidar las paritarias, lo que generó presentaciones y amenazas de demandas ante el Ministerio de Educación y el Ministerio de Trabajo.

Entre los trabajadores nodocentes el malestar abunda a partir de “acomodos” en ascensos y pases a planta, relegando a empleados con mayor antigüedad y méritos laborales que siguen con contratos precarios y como monotributistas.

A pesar de todo un panorama poco alentador, Rivarola se muestra altivo y “confiado” en su gestión, a tal punto que, desoyendo básicos mandatos éticos, anunció que se va a presentar como candidato a rectos en las elecciones: “voy a ganar, no tengan dudas”, repite con soberbia a quien se le cruza.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.