El diputado provincial apuntó al interior de Cambiemos: “el radicalismo debe tener el lugar que merece”. Por otro lado, cuestionó al oficialismo en la Cámara por aprobar la rendición de gastos.

El próximo 28 de octubre la UCR San Luis elegirá a sus autoridades. Y el ambiente en el interior del centenario partido está más que convulsionado. El malestar es, principalmente, por dos factores: las medidas del gobierno nacional “que golpean a los que menos tienen” y, por el otro, el poco menos que humillante papel que juega el radicalismo “en la toma de decisiones y los nombres de quienes ocupan los principales cargos”.

En San Luis las repercusiones en esos dos frentes se hacen sentir cada vez con más fuerza, pero con un aditamento: la figura de Claudio Poggi y su partido, Avanzar, que se erige como el espacio “mimado” por el presidente Mauricio Macri y, por ende, expande su influencia para ubicar a su gente en delegaciones de organismos nacionales en la provincia.

Esa influencia de Avanzar, también se impondría en la designación de candidatos para los cargos mas importantes, en vistas de las elecciones de 2019. “Si esto sigue así, tendremos como candidato a gobernador a Poggi; a diputado nacional, Enrique Ponce; a intendente de San Luis, Gastón Issa…¿Y el radicalismo qué lugar ocupa? ¿Qué papel juega?”, se preguntó Lemme.

Con ese complejo panorama, el legislador provincial, ex concejal de Villa Mercedes y conocido dirigente y militante del radicalismo de San Luis, busca rescatar el papel de la UCR y recuperar para el partido el “lugar que se merece”.

Por eso, en la última reunión partidaria, dirigentes y militantes lo proponen como el presidente de la UCR, y esperan que esa voluntad se cumpla en las elecciones del 28 de octubre. Cuenta con el respaldo de agrupaciones como Renovación y Militancia (Villa mercedes), y el Comité Raúl Alfonsín (San Luis), como también de espacios que lideran históricos, como Walter Ceballos.

“Ya estamos trabajando”, contó Lemme en una nota que brindó a Radio de la UNSL en Villa Mercedes. “Hace dos semanas recorrimos Quines, La Toma, Tilisarao, Concarán y Merlo, donde hablamos con militantes y vecinos”, añadió.

Los recorridos en la provincia se interrumpirán esta semana, ya que este 9 de agosto Lemme, dirigentes y militantes del radicalismo de San Luis viajarán a Buenos Aires para estar presentes en el lanzamiento del nuevo espacio que lidera a nivel nacional Ricardo Alfonsín, una de las máximas referencias de la política argentina de los últimos años.

“Creemos que la UCR siempre ha sido protagonista en esta provincia. Pero hoy, a partir de la alianza parece que desde la presidencia le están dando todo el guiño a Avanzar, y nosotros no estamos de acuerdo. No nos parece justo que todo venga para ellos. Creemos que las candidaturas se tienen definir en las PASO y de ahí ver quién es el que tiene más votos. Nosotros tenemos a un dirigentes de reconocida trayectoria, como Walter Ceballos, que ya manifestado su intención de ser candidato a gobernador. Si dentro de la alianza creen que puede ser otro, que haya una elección. Si pierde, veremos si seguimos en la misma sociedad”, comentó.

Las diferencias con Avanzar o el PRO, no solamente están relacionadas con las candidaturas y los nombramientos a nivel local o nacional, sino con razones más de fondo que afectan a millones de argentinos: “Hemos sino muy críticos con algunas medidas que ha tomado el gobierno de Macri, como los tarifazos, el quite de las asignaciones universales, la reforma jubilatoria y otras decisiones que las toman de manera unilateral”.

“Son medidas que golpean a los que menos tienen, mientras que no tocan a los que más tienen. Y nosotros no podemos estar de acuerdo con eso”, remarcó.

“Si realmente somos socios en una alianza, nos tienen que escuchar. Uno debería tener participación y poder decisión”, añadió.

Rendición de gastos

En cuanto a la labor en la cámara de Diputados de la provincia, Lemme criticó al oficialismo de San Luis por aprobar la rendición de gastos de 2017 que envió el gobierno.

“No creemos que San Luis sea la provincia mejor administrada como dice el gobernador. En el informe saltó un saldo negativo de 846 millones de pesos, una suma de 4.446 millones en una cuenta a pagar, que no sabemos cómo es eso, como también 2.400 millones de reserva que se han vendido”, advirtió.

“Todo eso indica que en septiembre del año pasado, después de las elecciones primarias de agosto, donde se vieron que habían perdido, hicieron una fuerte inversión más de 3.600 millones de pesos para revertir la situación. A los ministerios les dieron 300 millones para gastar y a los municipios 100 millones”, precisó.

“Todas esas cosas las hemos denunciado y en los informes no se han podido aclarar, sin embargo, el oficialismo aprobó las Cuentas de Inversión como venían. Por eso, siempre hacemos hincapié en que las fuerzas de los órganos legislativos deben estar más parejas para que estos manejos de fondos se puedan transparentar”, concluyó.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.