Las ventas de combustible cayeron un 8 por ciento tras los aumentos constantes. El presidente de la cámara alertó que la “situación es complicada”.

“La situación es complicada” y podrían cerrar el 16,7% de los surtidores del país, alertó el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines, Gabriel Bornoroni.

En declaraciones a la prensa, Bornoroni dijo que se registran una caída de ventas del 8% con respecto al año pasado.  A tal punto que los expendedores están alerta.

El empresario indicó que los aumentos registrados en los últimos días -del 2,5% en YPF y del 7% en el resto de las petroleras “generan inflación y preocupación en la sociedad”.

Es que, la caída en el consumo no es una casualidad. En lo que va del año, el precio de los combustibles aumentó catorce veces, y acumula un alza del 70% promedio, por arriba del peor guarismo sobre inflación.

Además aclaró que, aunque quieran, los estacioneros no pueden rebajar los precios ya que los valores “son fijados por las petroleras”. La ganancia promedio de las estaciones de servicio es del 2,5% sobre el total de sus ventas. Para que estén en un “punto de equilibrio” necesitan vender “unos 400 mil litros” mensuales.

Fuente: Diario Registrado

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.