“Es triste decir esto porque duele, pero hay que repetirlo: nuestros niños van a estar limitados en el futuro porque no se alimentan bien”, sostuvo el martes pasado durante la sesión, Roberto Schwarzt.

En la sesión del 3 de septiembre, el concejal Schwarzt volvió a reclamar a los gobiernos una urgente atención a los sectores más vulnerables, los niños y los ancianos, que más sufren la crisis que atraviesa el país.

“Desgraciadamente, vemos que cada vez vamos peor, con una situación que ya no es difícil es intolerable…insoportable. Lo que más duele es que las personas que gobiernan en la Nación parece que ni siquiera tienen sensibilidad. No entiendo cómo no ven que hay gente que no come. Y no están comiendo los niños. Estos niños que, hay que repetirlo para que se nos meta en la cabeza: cuando no reciben proteína en los primeros años, van a estar limitados en el futuro. Es nuestro futuro el que estamos comprometiendo”, exclamó

“No hay sensibilidad. Eso me aterra, porque la gente que gobierna en la nación, ni siquiera tiene la mínima sensibilidad”, repitió. “Hay dos grupos que en este momento son los más vapuleados: los niños y los ancianos, por la comida y los medicamentos”.

“Esa entelequia, esa cosa rara que se traduce en una desmedida devoción al mercado. Eso que tanto cumplen para mantener las reglas del mercado…Hay partidos que componen el gobierno nacional, a los cuales los respeto porque tuvieron figuras como Yrigoyen, Alfonsín, Leandro Alem…que defendieron lo nacional, pero por favor que se den cuenta de lo que está pasando”, remarcó.

“Cuando vemos que las fábricas dan vacaciones, otras suspenden, otras despiden o cierran…es nuestra ciudad la que vemos cómo se queda sin trabajo. Hay que dar una vuelta por el centro para darse cuenta de la situación de los comercios”, señaló.

En ese marco, el concejal sostuvo que los gobiernos deben tomar una decisión: “Creo que tenemos que empezar a hablar de una emergencia alimentaria” y aclaró: “Los gobiernos deben estudiar ya la forma de implementarla y saber que, además de ayudar de manera directa a los sectores más vapuleados, también se les daría una mano a la industria de alimentos”.

“Debemos declarar la emergencia alimentaria. Debemos procurar que los niños puedan comer todos los días”, concluyó.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.