Así lo dispuso el gobierno de San Luis en el marco de las medidas en la nueva etapa de distanciamiento social, con flexibilización, pero con protocolos más rígidos.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá explicó que el Decreto de Necesidad de Urgencia 520/2020 de la Nación, establece además que se debe mantener la distancia de dos metros entre personas y los protocolos sanitarios de higiene.

El jefe de Estado señaló que “pasamos del aislamiento social, preventivo y obligatorio (quedarse en casa) al distanciamiento social, preventivo y obligatorio, donde todo lo que hemos flexibilizado sigue igual con protocolos rígidos más el uso del tapaboca obligatorio”.

La presidente del Comité de Crisis, María José Zanglá, recordó que el artículo N° 5 del DNU 520/2020 establece: los dos metros de distancia entre personas en espacios compartidos, uso obligatorio del tapaboca, higienizarse asiduamente las manos, toser en el pliegue del codo, desinfectar las superficies, ventilar los ambientes y dar estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales y nacionales.

Y también mencionó que el artículo 9 que marca las actividades prohibidas como la realización de eventos en espacios públicos o privados, sociales, culturales, recreativos, religiosos y de cualquier otra índole con concurrencia mayor a diez personas, entre otras.

El decreto ordena que “todas las actividades que se puedan realizar, si o si, tienen que tener un protocolo de las autoridades sanitarias provinciales”, manifestó Zanglá.

A su vez, la presidenta del Comité de Crisis informó que durante el fin de semana “se vio mucha gente sin tapaboca y sin respetar el distanciamiento”.

Al respecto, el gobernador manifestó: “Hemos hecho bien esta flexibilización, que nos ha permitido llegar a este estatus sanitario. Nos estamos relajando y eso no es bueno”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.