Diego Olguin, trabajador de la fábrica Cidal, que cerró sus puertas dejando a 65 personas sin trabajo, habló con la Radio La Bulla de la ciudad de San Luis para dar a conocer el difícil panorama que atraviesan los empleados y las medidas que están tomando.

Cidal San Luis ya anuncio que cerrará definitivamente sus puertas y dejará a 65 familias sin sustento, por lo que sus trabajadores mantienen la planta tomada desde hace una semana, luego de que sus empleadores les comunicaran la determinación. La patronal adeuda salarios, quincenas, aguinaldos, aportes jubilatorios y ART.

El conflicto surgió a partir de la suspensión por 10 días sin goce de haberes de todo el plantel, integrado en un 50 por ciento por mujeres; medida que luego fue revocada por Relaciones Laborales, pero la fábrica no volvió a abrir sus puertas.

La industria es una sociedad de capitales nacionales que fabricaba productos de látex como globos de agua, de cotillón y preservativos de marcas acreditadas y que inició sus actividades en 1953. Exportaba a países latinoamericanos y contaba con certificaciones de calidad.

La fábrica venía con problemas «desde hace tiempo» para abonar los salarios en tiempo y forma y este año dejaron de comprar insumos para producir, describió Diego Olguín.

Este jueves los trabajadores se reunirán otra vez con los accionistas, para continuar las negociaciones e intentar llegar a un acuerdo por las indemnizaciones y pagos atrasados.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.