Con reproches a la Nación y la Provincia, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una declaración para recibir fondos y aliviar la crítica situación del transporte urbano.

En la primera sesión del año, celebrada este martes, los concejales se pusieron de acuerdo para exigirles al gobierno nacional y provincial que giren los fondos que le corresponden a Villa Mercedes para el transporte urbano de pasajeros.

El proyecto de declaración tiene dos destinatarios:

El gobierno nacional: A la secretará de transporte de la nación para que liquide y transfiera los recursos del Fondo Compensador del Transporte, independientemente de la firma de convenio alguno con el gobierno de San Luis.

El gobierno provincial: Al ministerio de Gobierno para que realice acciones necesarias con el fin de garantizar que los fondos lleguen a la municipalidad de Villa Mercedes. Como así también cumpla con el financiamiento del 50% de las acreencias liquidadas en 2018 por el estado nacional, a través del Sistema Integrado del Transporte Automotor (SISTAU) y su Compensación Complementaria Provincial (CCP), y del monto correspondiente al régimen del gasoil a precio diferencial, de acuerdo al compromiso asumido por el ministro de Gobierno.

En el debate intervinieron concejales de todos los bloques, aunque fue la bancada del Frente Unidos Justicialista, el que presentó el proyecto y llevó la voz cantante.

“El pueblo no puede ser rehén de los caprichos políticos”, sostuvo la concejal Teresa Coppolino, quien cuestionó de manera particular la postura del ministro de Gobierno Justicia y Culto de San Luis.

“La empresa, con sus 76 trabajadores, atraviesa un alarmante desequilibro financiero que impide cubrir costos operativos”, advirtió, con relación a la situación de emergencia que vive el transporte en Villa Mercedes.

“El gobierno provincial tiene la responsabilidad de solucionar y responder ante las necesidades de todos los municipios, sean cuales fueran las ideologías políticas o y religiosas para los cuales han sido elegidos por el pueblo”, remarcó.

Por su parte, el concejal Oscar Montero, explicó que el problema del transporte en todo el país y puntualmente en Villa Mercedes “tiene que ver con la situación de crisis económica general” y que el punto de inflexión fue la “quita de subsidios por parte de la Nación, establecida en el presupuesto para el presente año 2019, en los artículos 115 y 125”.

“El artículo 125 crea un fondo compensador para el transporte del interior, en su momento cuando analizábamos no sabíamos de qué se trataba. Se produjo la crisis y el Municipio de Villa Mercedes se hizo cargo, dictó una ordenanza de emergencia y otra para crear una serie de condiciones. Se habilitó una partida para hacer frente al financiamiento del sistema de transporte”, comentó.

Aclaró que, a partir de la resolución N° 1085 de la Secretaría de Transporte de la nación “se establecieron los montos específicos del transporte. Para Villa Mercedes se fijaron $ 2.067.000 mensuales, compuesto por $ 1.454.500 de SISTAU y CCP, y $ 613.000 de combustible. Son los 24 millones de pesos anuales, que ayudan un mucho”.

“Nosotros habíamos expresado que estábamos de acuerdo con esa compensación porque primero quitaban los subsidios y después venían con una pastilla para quitarnos el dolor”, expresó.

Por otro lado, Montero se refirió al papel que juega la Provincia en esta situación: “El gobierno de San Luis tiene obligación con relación a los montos destinados a sostener el sistema de transporte. El presupuesto establecía que debía garantizar el 50 % de los subsidios recibidos durante todo 2018”.

“Se hace el distraído el gobierno nacional, que es el causante de todo esto, y también se hace el distraído el gobierno de la provincia por no firmar este bendito convenio, por lo cual no llegan ni las partidas nacionales ni las provinciales”, remarcó.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.