“Los animales no sufrieron daños y están controlados, pero si la flora”, dijo Julia Veinticinco, del Subprograma Biodiversidad.“Preventivamente, este fin de semana, la reserva se mantendrá cerrada al público y allí podremos determinar y cuantificar los daños”, agregó.
Algunos animales (llamas, caballos y pájaros silvestres) recorren libremente las sierras que forman parte de la reserva florofaunística en busca de pastos para alimentarse y se alejan varios metros de los pastos negros y tiznados producto del incendio que sufrió el lugar en la tarde del martes y mantuvo en vilo a la zona de La Florida y El Trapiche.
El foco ígneo se habría iniciado en el viejo basural de El Trapiche, y según Veinticinco, “fue intencional”, y un hombre de 23 años fue detenido como presunto autor. El fuego se extendió por la zona sur de la reserva y provocó la pérdida de varias especies vegetales autóctonas de la provincia que le brindaban al lugar un paisaje sin igual, para los animales y los visitantes que día a día lo recorren.
Si bien el incendio se logró contener, se pueden observar, en algunos puntos del parque natural, pequeñas columnas de humo producto de la combustión de determinadas especies y que ponen en alerta rápidamente a los guardaparques.
Un autobomba de los Bomberos de El Trapiche realizó un recorrido, este miércoles en la mañana, por los caminos internos del parque y controló que todos los pequeños focos queden inactivos.
El recinto de los pumas quedó literalmente rodeado por el fuego en la tarde del martes y fueron las picadas cortafuego las que frenaron las llamas y evitaron que lleguen hasta la morada de los felinos.
Veinticinco indicó, además, que “los animales no sufrieron daños, están controlados y algunos se encuentran estresados por el humo”, y destacó que “la mayoría de los recintos tienen picadas cortafuego y, teniendo en cuenta la magnitud del incendio, fueron de gran utilidad”.
En referencia a las zonas de la reserva que fueron afectadas, la funcionaria destacó: “Hay algunos recintos que fueron afectados, pero sólo con daños materiales”, y explicó cómo serán los procedimientos para restaurar los daños sufridos. “Primero haremos un relevamiento de campo, usamos imágenes satelitales, para luego determinar las cantidad de hectáreas afectadas. Más tarde, haremos un plan de restauración y veremos cómo reacciona el ecosistema”.
El fuego arrasó con parte de la zona sur del Parque y en las próximas horas se conocerán datos más precisos sobre la cantidad de hectáreas que fueron afectadas por el incendio. “Preventivamente, este fin de semana, la reserva se mantendrá cerrada para el público y entonces podremos determinar y cuantificar los daños”.
Fuente: Prensa Gobierno de San Luis

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.