Joaquín Arrascaeta estaba jugando en el complejo de departamentos de Riobamba 16 cuando le cayeron encima partes de una pared. sufrió un traumatismo de cráneo. Fue trasladado al Policlínico, pero no pudieron salvarle la vida.

El niño de 11 años «sufrió un traumatismo de cráneo por el derrumbe de una pared de un edificio ubicado en la calle Río Bamba al 16, que le provocó la muerte antes de ser atendido en Hospital Juan Domingo Perón», precisó el vocero del ministerio de Salud, Gustavo Sosa.

«A pesar de las tareas de reanimación practicadas por los médicos, el niño falleció a las 22.45 de anoche», detalló.

Personal de criminalística de la Policía de la Provincia de San Luis interviene en la investigación para determinar el motivo del derrumbe.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.