Es una medida cautelar que hizo lugar la presentación de Adolfo Rodríguez Saá en contra del Congreso que presidió su hermano Alberto Rodríguez Saá.

Con fecha 28 de febrero, el fallo del juez federal subrogante, Roberto Julio Naciff, hizo lugar al pedido de impugnación que presentaron un grupo de dirigentes, algunos de ellos apoderados del Partido Justicialista de San Luis, contra el congreso partidario celebrado el 8 de febrero pasado.

En un principio, la Justicia Electoral, a través de una resolución del juez Esteban Maqueda y la Secretaria Electoral Nacional, Sonia Merry Randazzo, habían convalidado el congreso.

Pero la presentación debía seguir los pasos en la instancia de apelación. Y este jueves el juez Naciff tomó otra decisión.

La controversia, y uno de los ejes del conflicto, está en la representación que cada una de las partes le adjudica al congreso, según lo establecido por el artículo N° 36 de la Carta Orgánica partidaria, que especifica la validez de la asamblea cuando cuenta con la representación de más de un tercio de los congresales.

En el Congreso, que finalmente se realizó y estuvo presidido por Alberto Rodríguez Saá, se convalidó la convocatoria a internas y la creación un nuevo organigrama de mandos en el partido, entre otras decisiones.

Desde los partidarios de Adolfo Rodríguez Saá, a través de las presentaciones que ahora se dirimen en la Justicia, buscan invalidar tales decisiones. Los “puntos de desencuentro” son, por ejemplo, las sedes partidarias. De hecho, en Villa Mercedes, la situación del edificio de Avenida Mitre y Moreno, donde históricamente se observan profusos movimientos durante los años electorales, está ahora en una situación de “tensión e incertidumbre”.

La decisión del juez Naciff deja en un “punto muerto” lo actuado hasta ahora, mientras se resuelve la situación de fondo en cuanto a los planteos de las partes. Esto, en medio de tiempos que apremian y en un clima de discusiones y definiciones de candidaturas a horas de las presentaciones de listas en la Justicia Electoral.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.