Los vecinos de la sureña localidad fueron sorprendidos por la caída de grandes piedras y fuertes vientos que causaron destrozos, rompieron vidrios y dejaron sin energía eléctrica a los habitantes de la zona.

El pueblo estaba en alerta meteorológica desde horas de la mañana.

“De todas las ventanas que dan contra el sector sur, no ha quedado ni un vidrio sano: del hospital, de las viviendas, del salón municipal, del colegio”, informó Aldo Muñoz, intendente de Anchorena.

“Me comuniqué con el médico del pueblo y me confirmó que no hay heridos”, agregó Muñoz.

En la localidad se encuentra trabajando en estos momentos una división de San Luis Solidario asistiendo a quienes sufrieron las inclemencias del tiempo y fueron los más damnificados.

La Red de Estaciones Meteorológicas (REM) continúa informando un alerta climático para la zona sur y centro provincial de la provincia.

Fuente: Prensa Gobierno de San Luis

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.