En la falsa ostentación de un pos título intervino el propio rector Rivarola. La docente acusada, Roxana Tropichi, quien se hacía pasar como “magister”, es candidata de Cambiemos.

En estos días se supo que en la maniobra que avaló la falsa exposición de un pos título por parte de la Directora de la Escuela de Ciencias Sociales y Educación de la UNViMe, Roxana Tropich, intervino por el propio rector organizador David Rivarola, quien hace un año y medio atrás nombró a la docente acusada como funcionaria de la UNViMe.

Pero también, el escándalo salpica a los dirigentes referentes de Cambiemos en San Luis, ya que Tropicho es es candidata a intendenta de Justo Daract.

Este medio accedió a la Resolución 938 fechada el 29 de noviembre de 2017, a través de la cual Rivarola procede a designarla porque “la docente propuesta acredita idoneidad” (SIC) para el desempeño de la función asignada, época en la cual la citada apenas cursaba el primer año de la maestría, pero que en la propia resolución nombran como “Magister Roxana Elizabeth Tropich”.

Suena extraño que al área legal y al propio rector pueda escapárseles tan alegremente una truchada semejante de un colaborador con rango de decano, cuando una simple comprobación ante el Registro Público de Graduados Universitarios, que gestiona la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, permite comprobar el título de cada egresado.

Al ser un registro de acceso público, San Luis Noticia efectuó dicha verificación y efectivamente la funcionaria aparece con el título real, Licenciado en Gestión de Instituciones Educativas, no como Magister.

Sugestivamente a pesar de la gravedad de este escándalo institucional, el Rector David Rivarola continúa con una agresiva campaña para llamar a elecciones y alcanzar su continuidad en el cargo por 8 años, que son los dos períodos que se propone estar, según confió a sus colaboradores. Esta semana se anotó un pequeño triunfo, al partir uno de los dos gremios docentes, ADOI, y “autoconvocar una reunión de afiliados” a los que pudo alinear con cargos y prebendas.

El Secretario General del gremio, Arnoldo Pucci, se enteró en Buenos Aires de esta maniobra, dado que se ejecutó cuando se encontraba asistiendo a un plenario de CONADU y efectuando gestiones relativas a la impugnación presentada al Estatuto Provisorio. Por lo que pudo saberse, extrañamente en la reunión tampoco se trató el tema, que es motivo de comidilla permanente entre profesores y alumnos.

En la universidad se vive un ambiente de persecusión nunca visto antes. Se ha, comenzóado a ejecutar “rotaciones” entre el personal nodocente, eufemismo empleado por el Secretario General, Alberto Lindow, para castigar a trabajadores que no están alineados con la gestión, lo que ha provocado un profundo malestar.

Pudo saberse que esta semana ingresaría una nota de un sector de estudiantes, solicitando precisiones sobre el título de Tropich y las actuaciones, si hubiere alguna, que se hicieron desde el área Sumarios de la UNViMe, ante la grave irregularidad nada menos que de quien conduce la Escuela de Ciencias Sociales y Educación.

El escándalo también adquiere dimensiones políticas y electorales, dado que Roxana Tropich fue propuesta por el presidente de la Convención Radical, Roberto Pagano, Secretario Legal y Técnico de la UNViMe, como candidata a intendenta de Justo Daract. Por ese motivo, muchos correligionarios y allegados a Avanzar de Claudio Poggi, le están exigiendo que de un paso al costado, para evitar que este tema termine provocando un zafarrancho en las urnas, como todos pronostican.

Increiblemente, a pesar de estar comprobada esta truchada, Tropich sigue ostentando su cargo. Los únicos cambios es que se modificó el cargo con que la mencionaban en la página digital de la universidad y habría cambiado el sello, según informaron docentes que no soportan ver cómo se la protege desde la gestión rectoral.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.