“Con este equipo vamos a ir a las elecciones”, dijo, sin sonrojarse, el rector organizador durante el acto de nombramiento de parte de autoridades de la Universidad Nacional de Villa Mercedes.

“No solamente nos vamos a presentar, sino que vamos a ganar las elecciones”, redobló David Rivarola ante la sorpresa de todos y la indignación de parte del “público”, ya que se trataba de un acto institucional, como lo es el nombramiento de secretarios y directores de carreras.

Sucedió este martes, cuando el rector organizador puso en funciones a Graciela Balanza, en la Secretaría Académica, y a Vanesa Cassano, a cargo de la Dirección de la Escuela de Ciencias de la Salud.

Antes, Rivarola había pedido renuncias a todo su equipo, con la intención de “sacarse del medio” a dos o tres colaboradores y “preparar el terreno” para sus fines electorales. Y así lo hizo al aceptarles la renuncia a Daniel Ardissone (ex secretario General) y a Rudy Cámera (ex secretario de Extensión).

En otro acto que había presidido días atrás, puso en funciones a Carlos Aostri, en Extensión, y Alberto Lindow (ex secretario de Hacienda), en la secretaría General. En el marco de los cambios, nombró a Emmanuel Alturria en Hacienda.

Los cambios no solamente sorprendieron, sino que, particularmente en el caso de Ardissone, no cayeron del todo bien, ya que tanto los docentes como los no docentes coincidían en destacarlo como uno de los funcionarios más activos y eficientes de la gestión.

La explicación que los integrantes de la comunidad universitaria encuentran en ese cambio está en los planes de reelección que tiene en agenda Rivarola. Y lo terminó de confirmar durante los últimos dos nombramientos el martes, cuando anunció su candidatura.

Algunos de los docentes e incluso parte de los integrantes del propio “gabinete” del rectorado no alcanzaron a entender el momento y las circunstancias de semejante lanzamiento electoral. “Fue como si estuviera hablando en un comité”, le contó a San Luis Noticia uno de los que estuvo presente en el acto.´

Lo cierto es que, finalmente, las pretensiones del rector organizador quedaron al desnudo: quiere ser elegido y, para eso, usa todas las atribuciones que tiene a su alcance, es decir, disponer de renuncias, reemplazos y designaciones para armar el “equipo” o, más bien, la “lista”.

Para algunos de los docentes y autoridades de la misma universidad, la intención de Rivarola es, además de desubicada por el momento y el lugar de hacerla pública, reñida con las buenas prácticas democráticas. Ya los anteriores rectores, entre ellos Roberto Schwarz, habían afirmado que no era “ético” postularse como candidatos y, al mismo tiempo, desempeñar el cargo de normalizador de la universidad.

De todas formas, más allá del reproche ético y del tono exitista del lanzamiento de campaña, Rivarola no cuenta con un apoyo que inspire optimismo en todos los claustros. Entre los estudiantes, que están divididos, no tiene un respaldo mayoritario; lo mismo ocurre en el sector docente y otro tanto en el no docente.

Si bien hasta el momento no hay formalmente ninguna otra candidatura, uno de los docenes que, extraoficialmente, ha manifestado su intención de competir es Arnoldo Pucci, quien es, además, secretario general de uno de los gremios docentes de la UnViMe.

Con todo, la carrera electoral empezó tarde y recién se larga. Según allegados al rector, la intención es hacer el lanzamiento de la elección en mayo o junio para que las votaciones sean en septiembre o, a más tardar, en octubre.

Mientras tanto, ya el rectorado ha lanzado los primeros 200 concursos para cargos docentes que se terminarán de completar en el primer cuatrimestre, lo que aseguraría un porcentaje alto de docentes habilitados para participar de las elecciones.

También al margen de todo lo que se discute en el interior de la UnViMe, el lanzamiento repentino de Rivarola a la rueda electoral disparó algunas dudas: ¿Fue una decisión unilateral del sector de José Luis Riccardo? ¿Hubo un acuerdo con el Frente Avanzar Cambiemos?

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.